São PauloVida Paulista

Siete años en São Paulo, Brasil

Hoy 7 de octubre de 2019 se cumplen 7 años desde que llegamos a Brasil. Hace un rato me puse a ver fotos de todos estos años y me agarró una cosa extraña en el pecho, como dirían acá, fiquei com o coração apertado. Una mezcla de nostalgia, alegría y cansancio. No sé muy bien cómo poner en palabras estos 7 años. Tantas cosas pasaron… Fue todo tan intenso y al mismo tiempo pasó tan lento. Estoy inmensamente agradecida con esta ciudad y con este país por todo lo que viví acá.

São Paulo no es el destino preferido de los extranjeros que deciden venir a vivir a Brasil. La mayoría opta por ciudades con playas y los que vienen, en muchos casos, lo hacen por trabajo. Pero nosotros elegimos São Paulo con el dedo y el corazón. SP fue la escogida por oportunidades y altas probabilidades de experiencias, y no nos defraudó.

El plan original era estar acá por 2 o 3 años hasta terminar la maestría, pero casi sin darnos cuenta pasaron 4 años más. São Paulo me permitió reinventarme muchas veces y poco queda de la Alejandra que era en 2012. Vivir afuera te proporciona experiencias que jamás pensaste que podías vivir (otro día voy a escribir más sobre esto porque tengo mucho para decir al respecto, jaja). Estar 7 años en la ciudad más grande de Sudamérica es abrumador. Es una ciudad que no para, es caos constante, es cemento, es ruido, es tránsito, es gente, es diversidad, es oportunidad…

Grandes cosas pasaron. Aprendí un nuevo idioma, hice un posgrado, adopté una perra, cambié de área, me casé en São Paulo, cambié de área otra vez y por supuesto, conocí gente maravillosa en todo este tiempo.

No puedo decir que conozco a fondo la ciudad porque es inmensa, mucha gente me dijo que ni viviendo toda la vida llegás a conocer todos los rincones, pero aún así, lo que quería hacer lo hice (o casi todo). Me enojé mucho con esta ciudad, me quejé un montón y lloré bastante también. Pero eso no quita el amor y la gratitud que tengo.

No pensamos quedarnos mucho más tiempo acá por eso este aniversario es un poco más especial que los otros. Puede que sea uno de los últimos pero me prometo a mí misma que voy a saldar todas las cuentas pendientes que tengo con la ciudad, voy a conocer y hacer todo lo que me falta y tengo ganas de hacer.

Voy a terminar con una canción famosa de Caetano Veloso que habla de la ciudad y que me gusta mucho, espero que la disfrutes: