Viviendo afuera | 10 cosas que amo de São Paulo
498
post-template-default,single,single-post,postid-498,single-format-standard,ajax-nice-likes,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

10 cosas que amo de São Paulo

Investigamos bastante sobre la ciudad antes de venir, sin embargo recién cuando llegamos a vivir acá nos dimos cuenta de todas las ventajas que existen de vivir en São Paulo. Cuando alguien me pregunta porqué me gusta vivir acá, éstas 10 cosas son las primeras que me vienen a la cabeza. Preparate un mate para leer porque me emocioné escribiendo:

1. Feria de frutas y verduras

¡Ay ay ay! ¡¡¡Como AMO esas ferias!!! Las más variadas frutas y verduras, ¡y sobre todo baratas! Aquí existen las feiras livres en muchísimas partes de la ciudad. No importa dónde vivas, seguro vas a tener una de ellas cerca algún día de la semana. En la página de la municipalidad se pueden encontrar todas y filtrar por días o región. Las ferias empiezan a las 4 de la mañana y van hasta las 14hs. Entonces como a las 14hs ya se van, después de las 13hs empieza la tan famosa “hora da xepa” donde los feriantes casi que rematan los productos. Los precios son bien bien bajos y para los que buscamos economizar es un placer ese momento. Como tenemos flexibilidad de horarios, nosotros vamos los viernes a una que está a 2 cuadras de casa o los domingos a una que está un poco más lejos pero es mucho más grande, y gastamos alrededor de R$25-30. Las cosas se pueden comprar por kilo, en bandejas o bolsitas, donde vienen algunas unidades de cada cosa y en ese horario los precios varían de R$1 a R$3 la bandeja o el paquete.

 

Todas esas marquitas grises son ferias durante la semana

Muchas frutas y verduras baratas

 

2. Eventos gratis

En la ciudad de São Paulo habitan más de 12 millones de personas y en la región metropolitana más de 20 millones. Es de esperar que con TANTA gente hayan muchas cosas para hacer y por supuesto así es. Y hay cosas para todos los bolsillos y gustos. Cuando todavía vivía en Posadas e investigaba sobre SP me acuerdo que le dije a mi hermana una vez “el día que diga ‘estoy aburrida’ viviendo en São Paulo, que me echen de ahí”, ¡porque no hay chances de que eso pase! Si uno se aburre acá realmente no entendió nada de la ciudad. ¡Hay muchísimas cosas para hacer! Existe hasta una página llamada Catraca Livre que tiene una agenda con todos los eventos de la ciudad, desde los gratuitos hasta aquellos que cobran entrada, clickando aquí se puede acceder a esa página. 

Hay de todo, museos, exposiciones, ferias, shows, recitales y sin contar los paseos o picnics en los parques (que a nosotros nos gusta hacer). Es sólo chusmear un poquito y uno va a encontrar algo que sea de su agrado.

3. Grafitis

Aunque muchos dicen “São Paulo es puro cemento”, lo cual no deja de ser cierto, la ciudad está llena de color y arte gracias a los maravillosos grafitis que se ven por ahí. No es difícil toparse con increíbles murales en edificios o paredes sin utilidad específica. Yo soy muy fan de los colores (y de las lucecitas, ja) entonces siempre ando atenta con cara de boba buscando los grafittis que hay por ahí. En mi instagram comparto siempre que me topo con alguno. Pero después voy a hacer un post sobre ese tema en particular porque hay mucho para hablar y ver.

 

Muchos colores

 

4. Todo pasa en SP

Aunque SP no es la capital de Brasil (es Brasilia), es la ciudad con más población y el centro financiero del país, por ese motivo: TODO PASA EN SÃO PAULO. Es más fácil viajar desde SP a cualquier parte del mundo, gran parte de los vuelos hacen conexión aquí, hay muchísimos shows con artitas internacionales que vienen primero acá, muchos eventos importantes se hacen acá, las oficinas de las mayores y más conocidas multinacionales están en la ciudad, muchísimos trámites sólo se resuelven acá (como persona del interior de Argentina este es un detalle importante para mí, porque en Argentina “todo pasa en Bs As”, jaja), e por aí vai

5. Multiculturalidad

Los más de 20 millones de habitantes no son sólo brasileros, hay gente de todo el mundo aquí. No es raro toparse con portugueses, italianos, peruanos, chilenos, venezolanos, colombianos, indios, chinos, estadounidenses, japoneses, mexicanos, argentinos (¡hola!). No importa de dónde, seguro vas a conocer algún extranjero copado por acá, o gringos como los brasileros llaman a todos los que no son de Brasil, jaja. Eso hace que sea una ciudad riquísima en cultura, porque además de gente de todo el mundo hay mucha gente de otros lugares de Brasil y es genial conocer girias y costumbres de otras regiones del país.

6. Gastronomía variada

El punto anterior viene de la mano con este. Es obvio que se puede encontrar comida de cualquier lugar de Brasil o del mundo. São Paulo tiene más de 12mil restaurantes con 52 tipos de cocinas del mundo. Existen también más de 15 mil bares y botecos. La variedad gastronómica en esta ciudad es maravillosa, y para los que nos gusta comer eso es un punto que suma muchísimo, jeje.

7. Brás, 25 de marco y Santa Ifigênia.

Existen tres barrios muy populares para hacer compras baratas en SP: Brás, “la 25 de março” y Santa Ifigênia (existe un cuarto que es Bom Retiro pero yo prefiero esos tres). No sé ni cómo empezar a contar sobre ellos.

¿Querés ropa y accesorios baratos? Andá a Brás. Se puede llegar en metrô o colectivo y es un barrio que cuenta con más de 3000 tiendas de ropa, más los cientos de vendedores ambulantes o camelôs que hay ahí. Se puede encontrar de todo ahí y si la intención es no gastar mucha plata en ropa, ese es el lugar ideal.

La querida 25 de março. AMO con todo mi corazón ese lugar pero cada vez que vuelvo siento que mi energía fue succionada y nunca más la voy a recuperar, ¡ah la exagerada! A diferencia de Brás que es un barrio, “25 de março” es una calle, pero los que la frecuentamos llamamos así a toda la región. Allí hay más de 400 tiendas y más de 2000 camelôs (sí, son muchísimos). También se llega en colectivo o en metrô. ¿Qué vas a encontrar ahí? Ropa (en mucha menor cantidad que Brás), zapatos, decoración para la casa, artículos de cocina, cosas para fiestas, telas, material para costura, carteras, maquillaje, bijuterias, cosas para camping, accesorios para celular, LOQUESETEOCURRA. Sin contar que allí cerquita está la zona cerealista de la cual voy a hablar en otro post. ¡Es mucho amor!

No muy lejos de la 25 se encuentra Santa Ifigenia. ¿Qué hay ahí? Bueno… electrónica. Celulares, cámaras de fotos, luces, impresoras, accesorios para celulares, de nuevo..lo que se te ocurra de ese mundo. ¿Barato? Muy. Ya llevé a arreglar mis celulares (sí, porque la tecnología y yo no somos amigas y siempre les pasa algo), impresoras, cámara de fotos, iPad, PC, etc etc.

Ok, me emocioné con este punto, ¡pero es que hay tantas cosas para hablar sobre esos lugares! Ya haré un post con más detalles sobre ellos.

8. Uso de la tecnología

SP es un ciudad muy moderna en algunos aspectos y su gente está muy conectada y antenada con las nuevas tecnologías. Brasil en general es un país bien tecnológico en algunas cosas. El sistema bancario es uno de los más avanzado del mundo. Se puede hacer practicamente TODO en la aplicación del celular. Realmente no me acuerdo cuándo fue la última vez que fui a una agencia para hacer algún trámite. Desde transferencias a otras cuentas, activar la tarjeta para usarla en el exterior, hacer pagos de las cuentas, invertir, cargar crédito al celular, negociar alguna deuda (sí, posta) y así decenas de cosas. También hay aplicaciones para todo y la gente las usa muchísimo. Hay una que amo y me facilita la vida que se llama “Cadê o ônibus?” (¿Dónde está el colectivo?) que puedo ver en tiempo real dónde está el cole así no espero mil horas en la parada. Brasil es, después de EEUU, el segundo país que más usa Youtube en el mundo y que tiene los youtubers más influyentes. También es uno de los países que más usa las redes sociales. ¡El débito! ¡¡¡Ay el débito!!! [inserte muchos corazones aquí]. Si querés comprar un chicle, débito. Querés comprar ropa, débito. Querés comprar milho al señor que vende en la calle, ¡¡¡débito!!! Sólo ando con la tarjeta y unos R$10 por las dudas pero muchas veces se quedan en mi billetera por meses. En fin, este tema también podría dar otro post entero pero me quedo por acá.

9. La gente

Obviamente ninguna ciudad es completamente genial sin su gente. Yo sé que algunas personas pueden no estar de acuerdo conmigo porque tuvieron experiencias diferentes. Lógico que no todo es perfecto y existen algunas excepciones, pero hasta ahora la mayoría de las personas que conocí en esta ciudad fueron geniales. El brasilero en general es amigable, simpático, siempre con buena onda y paciencia. Todas las experiencias fueron buenas y con ellos aprendí muchísimas cosas. <3

10. Oportunidades

Es de esperarse que en una ciudad tan grande existan muchas oportunidades y São Paulo ofrece exactamente eso. Hay una frase que dice “São Paulo, cidade da garoa e terra de oportunidades“. SP es una ciudad maravillosa para crecer en tu carrera, para reinventarse en la carrera, para comenzar de nuevo y para lo que quieras. Por ejemplo, yo tuve la oportunidad de hacer fácilmente la maestría en una de las mejores universidades (como conté en este post), después empezamos nuestro propio emprendimiento que fue muy bien y ya voy por el tercer cambio de carrera. Y aquí no me da miedo hacer esos cambios porque con cada uno de ellos aprendo y crezco muchísimo. Aquí también tuve la oportunidad de hacer un casting para ser presentadora de un programa de videojuegos de Blizzard (atentos los fans), jaja. Pocas personas saben esto. ¿En qué otro lugar hubiese tenido esa oportunidad? Claro que no quedé, pero la experiencia fue sensacional y fue algo que me sacó totalmente de mi zona de confort, y eso es algo que me gusta cada tanto porque nos hace crecer, elimina miedos, aumenta la valentía y disipa los límites que uno mismo se impone. Lo que quiero decir con este tópico es que no importa qué quieras hacer de tu vida, siempre vas a tener la oportunidad de hacer algo copado aquí.

Bonus: clima

Este tema lo puse como bonus porque para mí es algo que suma a favor. Los que me conocen saben que no me gusta el calor para nada, principalmente ese calor húmedo que una transpira todo el día y no puede respirar como en el “agradable” calor misionero. São Paulo, en cambio, es una ciudad con clima seco seco. El calor no es tan insoportable y no llega a los 40℃ ni a palos. Cuando raras veces hace 35℃ no es sofocante. Es una ciudad en la que llueve bastante (de ahí la frase “terra da garoa”. Estos últimos tiempos hubo muy poco sol. Imaginense que llegué a tener deficiciencia de vitamina D, en BRASIL. Jajaja. Pero el clima de acá no es tan insoportable como el de mi cudad natal. El frío no es tan frío (aunque para mi gusto podría hacer más, jaja). En fin, mi principal preocupación era el calor que es aguantable. ¡Punto para SP!

Claro que existen muchas cosas más que me gustan de esta ciudad genial y otras que no me gustan, que vendrán en un próximo post. Espero que quien lea esto le de un poco de curiosidad conocer este gigante, que aunque no tiene playa tiene miles de cosas para hacer (y está muy cerca de algunas). Ahora que ya sabés las cosas geniales que tiene esta ciudad, ¿cuándo venís a conocer São Paulo?

 

Loading Likes...
1Comentario
  • Maureen

    17 agosto, 2018 at 6:00 am Responder

    For this reason gamers who want to succeed should follow the advantage of
    endurance and selfcontrol.

Dejar un comentario